Alicia Keys, ahora superestrella, crecio en un distrito de proxenetas y adeptos y ahora es superestrella

Keys habla de su vida y su trayectoria.

¿Cuántas veces verdaderamente miras atrás y tienes el espacio suficiente para darte cuenta de qué forma afecta lo que haces ahora o bien lo que sea desees empezar ahora? Honestamente, me siento realmente bien. Hasta el instante que estamos atravesando en este planeta se siente justo. Quiero que la gente se meta. Estamos en este viaje. Esta es mi historia personal, mas se aplica para todo el planeta.

Keys le acredita a su madre, que a los 19 años dejó Toledo, Ohio, para perseguir una carrera de actriz en Nueva York, y a un piano que les agasajaron, por asistirla a enamorarse de la música y apreciar dedicarse a ella profesionalmente.

Keys aun abandonó de la Universidad de Columbia, renunciando a una beca, para dedicarse a su carrera y a un primer contrato discográfico, con Columbia Records. Pero las cosas no funcionaron y con el tiempo firmó con Clive Davis y su sello J Records, mediante Sony.

Oprah, mamá y amigaDavis, el simbólico ejecutivo musical que ha hecho superestrellas de Whitney Houston y Barry Manilow y creó segundos actos para Aretha Franklin y Carlos Santana, escribió personalmente a Oprah Winfrey sobre su nueva cantautora y le solicitó que la incluyese en su programa de entrevistas. Tras verla actuar, Winfrey lo hizo.

Casi 20 años después, son buenas amigas, y More Myself sale a través del sello An Oprah Book de Flatiron Books (todas y cada una de las ganancias de Winfrey bajo este sello son destinadas al Club de Niños y Niñas de Kosciusko).

“Me siento como mamá, hermana, amiga de ella. De muchas formas el género de parentesco, admiración y veneración que Maya (Angelou) sentía por mí, lo siento por ella. Lo sentí desde el primer instante que tocó esa tecla en mi programa y también hizo Fallin. Estaba impactada con esa joven”, afirmó Winfrey en una entrevista con Ap.

No fue hasta el momento en que leí su libro que supe que éramos verdaderamente espíritus tan afines. Al leer su libro, siento y veo tanto de mí en su historia si bien no sea exactamente la misma historia. Espero que otros vean lo mismo.

Podria gustarte también leer:  El insigne comediante nipón Ken Shimura murió por Covid-19

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies