AMLo y los empresarios, el planeta orate y el coronavirus

En el planeta de los negocios se distinguen 3 personajes:

El gerente de la empresa, el directivo de asociación empresarial y el creador, el fundador del negocio.

Al final de la historia, los gerentes de compañías y los directivos de organizaciones tipo Coparmex solo son empleados y sirven a los intereses de los hombres de negocios como Germán Larrea o bien Carlos Slim.

Sin embargo, estos días pareciese que actúan en esferas diferentes. Vemos a los dueños de los negocios desfilar por Palacio Nacional o bien charlar por teleconferencia con el presidente López Obrador, y supuestamente le dan su apoyo al plan de supervivencia nacional.

Pero los directivos de los organismos bóveda actúan en otra dirección.

Atestiguamos que un hombre mesurado como Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, se expresa irritadísimo por el hecho de que la Presidencia les cerró las puertas, no escucho sus propuestas para enfrentar la crisis.

Está llamando a que los empresarios procuren sus fórmulas, salidas. Por su lado, el presidente de Coparmex, Gustavo de Hoyos, prácticamente llama a una insurgencia empresarial contra el gobierno.

De Hoyos, no hay que perder de vista, es un panista que procuraba la gubernatura de Baja California, se quedó en el camino y ahora mira más alto, el Palacio Nacional, si bien seguramente si sus fantasías llegasen a cumplirse viviría en Los Pinos. Su lucha, afirma, está dirigida a proteger el bienestar y la utilización de los ciudadanos.

Sin embargo, esta conversión populista es reciente, por el hecho de que en semanas precedentes lo hemos visto proteger a una compañía cervecera que pretendía quitarle una parte de su agua a Mexicali; asimismo luchó contra el etiquetado explícito en el alimento morralla que es causa de obesidad (ahora sabemos que esta condición hace más frágil al organismo frente al ataque del coronavirus), y, ¿de qué manera olvidarlo? su defensa del outsourcing.

En fin, la cuestión es esta: ¿hay un doble juego? Por un lado los grandes empresarios le expresan su solidaridad al Presidente, mas, por otra parte, dejan que los cúpulos actúen en otra dirección? Si no es de este modo, que amarren a sus canes.

Acuerdo mundial

A menos de que el presidente Trump escriba un tweet disolvente, hay señales de que la guerra del petróleo pudiese llegar a su fin, y pronto. La OPEP –Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados– ha concertado una videoconferencia para el viernes de esta semana.

Ahí van a estar reunidos, a la distancia, los representantes de Rusia y Arabia Saudita, cuyo disconformodidad en lo que se refiere a recortar la producción es una de las causas del enfrentamiento.

Al día después, los secretarios de Energía del G-20, ya conocidos los resultados de la asamblea de la OPEP, festejarán una videoconferencia para discutir propuestas más extensas con miras a un pacto mundial petrolero. Rusia, Canadá, Brasil y Arabia Saudita son integrantes de las dos agrupaciones. El G-20 puede ser un foro de discusión más extenso para añadir a Estados Unidos.

Tenemos a la vista lo que podría ser un pacto histórico. México es miembro del G-20. De seguro va a estar presente en la teleconferencia.

 

Podría interesarte leer: Gobierno debe eludir la propagación de Sarampión que se ha aumentado arriesgadamente

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies