Aplica EU aranceles a bienes chinos y Pekín contraataca

WASHINGTON/PEKIN.- El presidente Donald Trump anunció el viernes fuertes aranceles a importaciones chinas por cincuenta mil millones de dólares estadounidenses y apenas horas después Beijing respondió con un plan para imponer tarifas a cientos de productos estadounidenses, acercando a las dos mayores economías del planeta a una encendida guerra comercial.

Trump presentó una lista de más de ochocientos productos de China estratégicamente importantes que estarían sujetos a gravámenes del 25 por ciento desde el 6 de julio, incluyendo autos, en la última resolución comercial fuerte del líder estadounidense, ya enfrentado con sus aliados.

El Ministerio de Comercio chino anunció que respondería con aranceles “de exactamente la misma escala y fuerza” y también invalidó cualquier acuerdo comercial previo con E.U.. La agencia estatal Xinhua afirmó que Pekín impondría impuestos de 25 por ciento sobre seiscientos cincuenta y nueve productos estadounidenses, que van desde la soja y autos hasta productos del mar.

La lista china fue aumentada en más de seis veces desde una versión divulgada en el mes de abril, mas el valor se sostuvo en cincuenta.000 millones de dólares estadounidenses, debido a que fueron retirados algunos artículos de alto valor, como los aviones comerciales.

Trump afirmó en un comunicado que U.S.A. impulsará aranceles auxiliares si China emplea medidas de represalia.

Washington y Beijing parecían cada vez más dirigirse hacia una guerra comercial tras múltiples rondas de negociaciones que fracasaron en solucionar las quejas estadounidenses sobre la política industrial china, el acceso a su mercado y un déficit comercial de 375.000 millones de dólares.

“Estos aranceles son esenciales para eludir nuevas transferencias injustas de tecnología y propiedad intelectual de U.S.A. a China, lo que protegerá los empleos de los estadounidenses”, aseveró Trump.

 

Aranceles a chips

La aduana estadounidense comenzará a cobrar aranceles sobre ochocientos dieciocho categorías de productos valorados en 34.000 millones de dólares desde el seis de julio, dijo la Oficina del Representante Comercial (USTR, por su sigla en inglés).

La lista fue reducida frente a una versión revelada en el mes de abril, retirando televisores chinos de pantalla plana, dispositivos de respiración médica y generadores de oxígeno y piezas de aire acondicionado.

Los gravámenes apuntarán a autos, incluyendo los importados por General Motors Co y Volvo, de propiedad de la china Geely Automobile Holdings, aparte de vehículos eléctricos.

Y la USTR sumó aranceles a otros 284 productos, valorados en dieciseis millones de dólares americanos, apuntando a semiconductores, un amplio rango de electrónicos y plásticos que afirmó que se beneficiaban de programas de subsidio industriales de la ciudad de Pekín.

Los gravámenes sobre estos productos van a entrar en vigor tras un período de comentarios públicos.

Para ver un gráfico interactivo sobre los productos sujetos a aranceles de ambos países, hacer clic en https://tmsnrt.rs/2GXE9qr

Un funcionario de la USTR afirmó que las tarifas buscaban crear un cambio en el comportamiento chino sobre su política de trasferencia tecnológica y enormes subsidios a las industrias que desarrollan alta tecnología.

Washington completó una segunda lista de posibles aranceles sobre otros cien millones de dólares en bienes chinos, ante la expectativa de que China responderá de forma afín a las tarifas iniciales, dijeron fuentes a Reuters.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies