Aumento del trabajo pueril por crisis, que pena nos da.

La ONG World Vision alertó que la pandemia de covid-19 está provocando un “aumento” del trabajo de niños en todo el mundo, en presencia de la vulnerabilidad en la que han quedado  miles familias gracias a la crisis.

Crisis mundial por covid-19 provocará aumento de trabajo infantil, alerta ONG

La organización solicito esfuerzos internacionales para dar un alto este incremento, con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil que se conmemora el viernes próximo  12 de junio.

“Estamos viendo esta tendencia en otras partes del mundo, como en África y América Latina. Las consecuencias son extremadamente graves ya que a los niños se les roba su futuro. Muchos de ellos no volverán a la escuela y perderán la oportunidad de una vida mejor.

“En lugar de asistir a las escuelas, estos niños se esclavizan como trabajadores en la agricultura, en los vertederos de basura, donde buscan materiales reciclables, o en fábricas y canteras”, afirmó el director ejecutivo de World Vision España, Javier Ruiz.

Según una indagación realizada por World Vision a varias familias de seis países asiáticos,  un 8% (830) declararon que las medidas contra la covid-19 les han obligado a mandar a sus hijos a trabajar, y un 4% (415) declararon que ahora convierrten en mendigos a sus hijos para salir delante, esto solo de la base encuestada.

Entre los motivos que alegan se  destaca la disminución de ingresos por la crisis del coronavirus o la suspensión de escuelas, que ha llevado a la aniquilación de las ayudas en las comidas escolares.

Según indica la ONG, en Latinoamérica más de 10 millones de niños trabajan. World Vision teme que en aquellos lugares donde prevalece el empleo informal, aumente el trabajo infantil vinculados a ventas callejeras, e incluso aquellos forzados en esquemas de esclavitud como la mendicidad.

“En años anteriores, tuvimos avances que lograron reducir el trabajo infantil. Pero el deterioro social y económico que anticipa esta crisis estimulará a muchísimas familias a sacar a sus hijos de la escuela ante la incapacidad de pagar sus estudios y proveerles alimento.

“Por otro lado, muchos sectores buscarán en los niños, niñas y adolescentes mano de obra barata para reducir sus costos operativos”, ha advertido el jefe regional de World Vision Latinoamérica y el Caribe, Joao Diniz.

Kevin (nombre ficticio), tiene 11 primaveras y estudia tercer grado en una escuela de primaria de República Centroafricana. Desde los 8 años igualmente ayuda a su padre en la fragua, pero desde que fue manifiesto el brote de la covid-19 y se cerraron las escuelas, esta es su única actividad.

“Es sólo durante este período, mientras las escuelas están cerradas debido a la pandemia”, dice su padre.

Si perfectamente, Kevin colabora en la fragua, incluso vende los productos del taller de su padre, recorriendo los distritos con el peligro que esto supone para él.

“Estoy deseando volver a la escuela. Quiero convertirme en mecánico o soldador”, asegura el chiquillo, mientras observa a su padre pulir las ollas.

World Vision señaló que no se puede permitir que situaciones como la de Kevin se perpetúen.

“Sólo podemos romper esta espiral de pobreza si proporcionamos un apoyo específico a las familias más vulnerables y les mostramos las consecuencias, en un futuro inmediato, del trabajo infantil para sus hijos.

“Esto requiere un enorme esfuerzo internacional; sin la solidaridad mundial estamos enviando a millones de niñas y niños a una vida sin futuro”, añade Javier Ruiz.

También puedes leer: Médicos de Chimalhuacán en aventura de contraer COVID-19

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies