Caída histórica de petroprecios

La histórica herido de los precios del petróleo provocó que el tipo de cambio se depreciara 1.19 por ciento y la Bolsa Mexicana de Valores cerrara con una caída de 0.77.

El tipo de cambio interbancario terminó en 24.15 por dólar, 28 centavos hacia lo alto del nivel del viernes.

Para analistas de Vector, otro coeficiente fue que Moody’s redujo la calificación soberana mexicana y la de Pemex. La BMV concluyó con una pérdida de 0.77 por ciento, luego de que su principal indicador, el S&P/BMV IPC, se ubicó en 34 mil 477 unidades (Con información de Braulio Carbajal).

El mercado de petróleo en el continente yanqui colapsó ayer. Una situación inédita dominó gran parte de la excursión: los precios cayeron en dominio agorero, hecho que, en la habilidad, significa que los productores deberían respaldar a los consumidores para que se lleven el combustible.

Los contratos de liquidación del West Texas Intermediate (WTI), relato en esta zona del mundo, para entrega en mayo cerraron con un precio agorero de 37.63 dólares por barril, pérdida de 55.9 dólares respecto del viernes. En el mercado spot, con entrega inmediata, la mezcla mexicana se negoció ayer incluso en un agorero de 2.37 por tonel, cuando el viernes era de 14.37.

Antes de ayer el precio más bajo que había registrado la mezcla mexicana era de 6.95 dólares por barril, el 10 de diciembre de 1998. Para 2020 el gobierno calculó un precio de 49 por tonel.

En el punto más bajo de la excursión, los futuros del WTI se negociaron en menos 40.32 dólares.

Recorte insuficiente

Lo inédito de la situación tiene que ver con varios factores.  El principal es el freno que supuso para la capital mundial la pandemia de coronavirus, que ha pequeño hasta 80 por ciento el tráfico leve, detenido el comercio de mercancías y llevado a la herido el consumo de combustibles.

A ello se sumó una querella de precios entre Arabia Saudita y Rusia, los dos mayores productores globales.

Un recortadura de 9.7 millones de barriles diarios, anunciado la semana pasada por países miembros de la OPEP y otros que, como México, no son integrantes del clan, no ha sido suficiente para equilibrar la propuesta y la demanda.

La demanda física de crudo se ha pequeño creando un exceso de propuesta mundial, correcto a que millones de personas se quedan en sus casas para frenar la propagación del Covid-19.

El precio se hundió a escalera sin precedente, porque hoy vencen los contratos de entrega de crudo en mayo. Quienes cuentan con esas opciones de operación tienen la obligación de quedarse con el petróleo, pero como la capacidad de almacenamiento está a tope, prefieren contraer un costo por no tomar el crudo y así no incurrir en riesgos logísticos, legales o ambientales.

Hoy entran en vigor los contratos para entrega a junio, lo cual anticipa que los precios negativos remontarán y regresarán a dominio positivo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que su país analiza la posibilidad de suspender las importaciones de petróleo desde Arabia Saudita, luego de que los precios bajaron a niveles negativos.

Es una situación inédita, en la que los tenedores de los contratos están prácticamente pagando a quienes reciban esos barriles, comentó Carlos Huerta, doble en temas energéticos.

Propuso para México echar a manipular los motores fiscales y monetarios. Primero, subir el pago notorio en sectores intensivos, en hacienda y empleo, como el de la construcción.

Por otro banda, sugirió que el porción central se convierta en prestamista de última instancia para financiar el tesina financiero del gobierno, haciendo las modificaciones constitucionales y a la Ley del Banco de México.

Arturo Carranza, analista de temas energéticos, consideró que los inversionistas están tratando de advenir esos contratos de mayo a junio y en la medida en que lo logren se recuperará el precio del WTI.

Esto sólo afecta los contratos referenciados con el WTI, pues el precio del Brent sigue por hacia lo alto de 20 dólares por barril, apuntó.

La caída profunda del precio del crudo señala un movimiento enormemente reflexivo, opinó la economista dirigente de Banco Base, Gabriela Siller.

El precio del petróleo nunca había caído por debajo de 10 dólares desde la creación de estos instrumentos financieros conocidos como contratos a futuro, en 1983.

El WTI es un tipo de petróleo crudo correspondiente a Texas y la zona de cushing al sur de Oklahoma. Se utiliza de relato para fijar el precio de otras mezclas en Estados Unidos con densidades y niveles de azufre similares.

Este tipo de crudo cotiza de diferentes maneras, entre ellas y la más seguida por los mercados son los precios de contratos a futuro. Éstos tienen diferentes fechas de entrega.

Actualmente el convenio con vencimiento de entrega más próxima es el de mayo, cuyo plazo de expiración es hoy.

A éste se le conoce como convenio activo y su precio se toma como relato para el flagrante del WTI.

Adicionalmente existe el mercado spot, donde se entrega crudo físicamente. El convenio con vencimiento de entrega en junio se encuentra cotizando levemente por encima de 22 dólares por barril.

Esto sugiere que el mercado considera que el precio del WTI podría recuperarse alrededor de el pestillo del año, por el recortadura en la producción petrolera o una anciano demanda, dijo el doble Ramsés Pech.

El desplome de los futuros del petróleo se debe a dos motivos: una sobreoferta del energético y que los inventarios de crudo en Estados Unidos dan señales de contar cada vez con una pequeño capacidad de seguir recibiendo, motivo que incrementa el costo de almacenamiento del hidrocarburo, explicaron analistas.

Para la capital mexicana, precisaron, habrá repercusiones sobre la cobranza de ingresos petroleros por la distribución y afectará la solvencia de Petróleos Mexicanos.

James Salazar, subdirector de estudio de CIBanco, dijo que las referencias de los precios internacionales del petróleo están sujetas a futuros, pues se negociación de activos financieros. Los que cayeron ayer son los del mes de mayo, mismos que tienen vigencia hasta hoy.

Ahorita nadie quiere esos contratos y la razón es porque hay una sobreoferta de petróleo. Pero no sólo eso. Hay un problema de almacenamiento en Estados Unidos. Casi todos los espacios están a su máxima capacidad, dijo Salazar.

Alejandro Saldaña, economista dirigente de Ve por Más, expuso que en el mercado estadunidense hay cada vez pequeño capacidad de almacenamiento de crudo, hecho que incrementa los precios. Esto provocó que los inversionistas tomaran la valor de deshacerse de sus futuros, detalló.

Podría interesarte estudiar: Estados Unidos Determinan Gravamenes Significativos contra China

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies