Cambiará situación de matrimonios entre menores y embarazos infantiles en la capital el Congreso CDMX

• El Poder Legislativo local efectuó el foro de discusión Embarazo infantil forzado y
matrimonio infantil
• México ocupa el primer sitio entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos con mayor índice de embarazos infantiles y adolescentes
• En 2016 se registraron 11 mil casos de embarazos en pequeñas de 10 a 14 años de edad: miembro del Congreso de los Diputados Guillermo Lerdo de Tejada (PRI)
El Congreso de la Ciudad de México debe producir acciones de carácter legislativo que asistan a mudar la realidad de los embarazos infantiles y matrimonios entre menores en la capital, consideró este lunes el miembro del Congreso de los Diputados José Luis Rodríguez, a lo largo de la inauguración del foro de discusión Embarazo infantil forzado y matrimonio infantil, efectuado por el Congreso local, con la participación de legisladores, autoridades Poder Judicial y organizaciones sociales.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que de año en año se generan en el planeta dos millones de partos de pequeñas menores de 15 años de edad. Y México ocupa el primer sitio en embarazos de adolescentes, entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, descubrió Martha Juárez Pérez, directiva del Centro de Estudios Legislativos para la Igualdad de Género del Congreso de la Ciudad de México, instancia organizadora del foro de discusión.
Agregó que aunque hay avances legislativos para combatir los embarazos y matrimonios con menores, la problemática todavía persiste. Y destacó la relevancia del foro de discusión, puesto que entre los objetivos está reconocer la problemática del embarazo infantil forzado en la zona de América Latina y en México; examinar la situación que las leyes tienen en relación con las uniones de pequeñas y adolescentes, como los mecanismos que puedan incorporarse desde el campo legislativo para plantear soluciones.
“Elevar la edad para el matrimonio no garantiza que dejen de existir las uniones tempranas, los embarazos adolescentes, infantiles y tempranos; así como toda la problemática asociada. Es momento de reflexionar qué hay más allá de elevar la edad para el matrimonio, qué deudas tenemos como Estado, como sociedad mexicana, como Ciudad de México, como Congreso, para ir cerrando esos huecos donde todavía existen”, afirmó.
En materia de matrimonio infantil, desde el año 2016 se incorporó en el Código Civil de la Ciudad de México la limitación para festejar matrimonio entre personas menores de 18 años.
Por otra parte, el miembro del Congreso de los Diputados Guillermo Lerdo de Tejada, del PRI, en su calidad de presidente de la Comisión de Atención al Desarrollo de la Niñez, señaló que conforme con datos de las instituciones de salud, al día nacen 931 bebés de madres adolescentes, menores de 19 años, “lo como nos da una cantidad de más de 340 mil embarazos adolescentes por año.
“Lo alarmante son los embarazos que se dan entre pequeñas de entre 10 y 14 años que en 2016 llegaron a 11 mil casos”, resaltó.
Aseguró que en 7 de cada 10 casos de estos embarazos, los progenitores tienen entre 18 y 78 años, “lo que habla de un tema fundamental y es que estos embarazos, en la mayoría de los casos, están ligados a cuestiones de abuso, de violación, y esto debe encender las alarmas respecto al tipo de política pública a implementar”.
Lerdo de Tejada resaltó que el reto es atender este inconveniente desde un ambiente de violencia, “y las políticas públicas tienen que ir encaminadas en ese sentido, pero con un enfoque integral, transversal y desde todos los frentes: educación sexual, estrategias que fortalezcan el tejido social y los factores socio-culturales de las comunidades rurales, prevención, concientización de embarazos tempranos, acceso a servicios de salud, entre otros”, aseguró.
En tanto, el legislador José Luis Rodríguez, presidente de la Comisión de Rendición de Cuentas y Vigilancia de la Auditoría Superior de la Ciudad de México, estimó que se deben producir acciones de carácter legislativo que asistan a mudar la realidad.
El miembro del Congreso de los Diputados del conjunto parlamentario de MORENA añadió que las cantidades de la capital no tienen el nivel de alarma que presentan otras entidades de la República; “aquí se tiene una ventaja: la ciudad tiene un papel multiplicador, lo que sucede aquí impacta de manera positiva a nivel nacional”.
“Queremos niñas y niños en la escuela, que tengan la oportunidad de soñar y de tener mejores oportunidades de vida. Por eso los integrantes de esta primera Legislatura del Congreso tenemos que trabajar para que estas brechas de desigualdad no persistan en nuestro país, que tengamos niñas que tengan en su mente la posibilidad de ser profesionistas destacadas”, concluyó.
Después de la inauguración del foro de discusión Embarazo infantil forzado y matrimonio infantil, participaron en mesas de discusión Natalia Reyes Heroles, de la Suprema Corte de Justicia de la Nación; Eugenia López Uribe, representante del movimiento Girls not Brides (Niñas no novias); Julia Escalante de Haro, del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres; Valeria Vázquez Vázquez, de ELIGE, Red de Jóvenes por los Derechos Sexuales y Reproductivos; y Nashielly Contreras Orozco, del Sistema de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes de la Ciudad de México.

Podría interesarte leer: wifi para la glorieta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies