Crisis llega a la planta cervecera Constellation Brands en Mexicali

Mucho ruido buscando mucho eco

La cancelación de la planta cervecera Constellation Brands en Mexicali no tiene reversa, como tampoco la tuvo la del aeropuerto de Texcoco.

El estruendos que hace la compañía es, seguramente, pues busca la mayor indemnización posible del gobierno mexicano.

(¿Debería destituir a sus ejecutivos que la metieron en tamaño embrollo?) Solo que no cuentan con que las organizaciones civiles cachanillas presentarán demandas por supuestos actos de corrupción cometidos en la administración y obtención de los permisos.

Aparecen como primordiales sospechosos el panista Kiko Vega de Lamadrid, ex- gobernante de Baja California y, para cambiar, funcionaros del gobierno de Peña Nieto. Así que los probables rendimientos del estruendos pudiesen ser desilusionantes. Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex, tiene sus motivos personales.

Quiere ser aspirante a algo, así sea gobernante de Baja California o bien –nada cuesta soñar– hasta Presidente de la República. ¿Por cuál partido? El PAN, evidentemente. Sin embargo, termina de resucitar Ricardo Anaya, ahora transformado en defensor del pueblo frente a los riesgos de la pandemia del coronavirus.

Ya dejó de ser el solitario corriendo sobre la pista. Algunos desorientados afirman que podrían recurrir a tribunales internacionales e incluso al presidente Trump. Se van a auto-emboscar –para emplear una variación del terminajo empleado por Gusavo de Hoyos–: el estresado ocupante de la Casa Blanca no ve con buenos ojos a las compañías que se instalan en el extranjero y les quitan los trabajos a sus ciudadanos. ¿Qué tal y les dice: come home?

Pierden especuladores

Si la consulta de Mexicali hubiese favorecido a Constellation Brands, de cualquier modo la moneda mexicana se hubiese deslizado a la cotización récord de 25.40 pesos por dólar –con alteraciones durante la jornada–

 La razón de la depreciación del peso y otras monedas emergentes es lo que notifica Bloomberg. Titula la nota: Las compras de pavor de dólares americanos se disparan en frente de las monedas de los mercados emergentes.

Luego, dice: “En una carrera prácticamente acompasada por seguridad, la mayor parte de los activos son empleados para adquirir dólares americanos, afirmó Eugenia Victorino, directiva de estrategia de Asia en SEB AB en Singapur.

Las operaciones de carry-trade de los mercados emergentes se están precipitando cara la mayor pérdida trimestral en por lo menos 2 décadas, puesto que el coronavirus nutre una fiebre salvaje cara la moneda de reserva mundial (el dólar).

Los rendimientos de las operaciones en las que los inversores solicitan prestado en dólares americanos para invertir en monedas de países en desarrollo han caído 13 por ciento en lo que va del año, la mayor cantidad desde por lo menos 1999. En otras palabras: adquirieron pesos con dólares americanos de 18 ahora y los venden por dólares americanos de 25.

Asi avanza el virus hasta ahora

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies