Croacia jugará la final en apenas su quinto Mundial

POR: JAVIER MALDONADO

La historia de Croacia, como república independiente, realmente se está forjando. Los hoy contricantes a levantar la Copa del Mundo juegan, en sentido riguroso, su quinto Mundial. Realmente el cuadro balcánico es una selección joven cuya presencia en la final de Rusia 2018 es insólita y también inopinada.

También puedes leer: El colombiano Yerry Mina podría salir del Barcelona

Croacia es un país joven, la Organización de las Naciones Unidas (Organización de la Naciones Unidas), reconoció dicha república en 1992, mismo año que se inauguró la primera liga local. Un año ya antes se había independizado así como Eslovenia, Bosnia-Herzegovina, Montenegro, Macedonia y Serbia, de lo que antiguamente era conocido como la República Federal Socialista de Yugoslavia, formada en 1945, ya finalizada la Segunda Guerra Mundial, cuyo nombre que aparecía en las justas deportivas.

Una vez efectuada la desintegración de Yugoslavia, el continente europeo se nutrió de 6 nuevas repúblicas, por consiguiente, Croacia iniciaría su participación en la década de los noventa, esto es, los balcánicos tienen menos de treinta años participando en torneos internacionales, su paso por Eurocopa y Mundiales es escaso.

LA LIGA

Sus clubes referentes son el Hajduk Split y el Dinamo Zagreb, no obstante, la liga ha permanecido en un tono discreto; tanto en UEFA Champions League, como en Europa League, jamás ha habido un equipo que llegue a las últimas instancias. Aun eso se refleja en la selección actual, puesto que únicamente hay dos jugadores procedentes del campeonato local: el portero Dominik Livakovic y el mediocampista Filip Bradaric del HNK Rijeka. No obstante, la mayor parte llega de competiciones de primer nivel como Alemania, Italia y España.

EN EUROCOPAS

Croacia debutó en Copa de Europa en Inglaterra de 1996, la escuadra alcanzó la estancia de cuartos de final pero su paso se truncó al caer contra Alemania en Old Trafford dos goles a 1. El cuadro dirigido por Miroslav Blazevic se llevó un agridulce sabor de boca con su primer participación.

También puedes leer: Chicharito estaría estrenando romance con modelo Lorena Alvarado

Cuatro años después se ausentó, mas desde la Eurocopa del 2004 Croacia ha sido partícipe del campeonato, aunque su mejor desempeño le ha dado solo para alcanzar una vez más los cuartos de final en el dos mil ocho.

EN MUNDIALES

Francia 98 se convirtió en la primera Copa del Planeta de los balcánicos, irónicamente, asimismo había sido su mejor participación. La misma selección dirigida por Blazevic, sorprendió tras quitar en la fase final a Rumania en octavos y Alemania en cuartos. Croacia se había adelantado al principio al minuto 47 con un gol de Davor Suker, desgraciadamente, los anfitriones le dieron la vuelta al marcador con un doblete Lilian Thuram. 

También puedes leer: FIFA anuncia saldo blanco en pruebas antidopaje en Rusia

Al final, Croacia se quedó con el tercer puesto al derrotar a Holanda 2 tantos a 1. Una nueva selección se ponía como una nueva gran promesa del futbol, sin embargo, con el pasar de los años esa llama se apagaba. En 2002, 2010 y 2014, los balcánicos eran eliminados y se situaban entre la situación 19 y veintitres, en 2006 no pudieron clasificarse, todo apuntaba que los Croatas formaban parte del montón.

Hoy Croacia tiene una nueva ocasión para probar que está listo para jugar en la elite del futbol, a 27 años de su independencia, tiene la posibilidad de aprovechar al límite una generación talentosa y mentalmente madura, como aquella que dirigió Blazevic en la Eurocopa del noventa y seis y el Mundial del 98. Ahora Zlatko Dalic y sus futbolistas pueden inmortalizar a su selección y presentarla como un nuevo y “joven grande”. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies