Didier Deschamps, un triunfador nato

POR SALVADOR AGUILERA

ENVIADO

Moscú, Rusia.- La revolución francesa en el futbol de Europa es un hecho palpable que el día de hoy tiene al conjunto galo en una nueva final de la Copa del Planeta, a la espera de saber si el próximo domingo va a poder llevarse a su casa el trofeo de la FIFA de nuevo y reiterar lo conseguido por la generación que en 1998 encabezó Zinedine Zidane.

Dentro de esa camada de futbolistas hay un nombre que en ese entonces era símbolo de liderazgo en el conjunto galo. El capitán, quien era toda clase y pundonor dentro del terreno de juego, que portó con orgullo el gafete en cada compromiso en el que estuvo presente.

También puedes leer: Croacia, el equipo que renació de sus cenizas

Se trata de Didier Deschamps, quien supo lo que fue ganar un Mundial y una Eurocopa como jugador con Francia, y que hoy está a 90 minutos de reiterar esa hazaña en el máximo escenario del futbol, pero ahora en otra faceta: la de seleccionador.

El nombre de Deschamps puede estar directamente relacionado con el éxito. Y es que durante su trayectoria se cansó de ganar títulos donde se paró.

Leyenda del Marsella, el equipo más grande de Francia; ídolo de la Juventus y baluarte de los Blues. Didier ha dejado una marca imborrable por donde se ha parado en su camino en el futbol.

Hoy, el timonel galo tiene ante él la oportunidad de reiterar una hazaña que realizó a nivel clubes. Y es que, tanto en Marsella como con la Juventus, puede alardear haber sido campeón siendo jugador y también como directivo técnico, cosa que se quedó cerca de alcanzar con la Selección Nacional, puesto que, en la Eurocopa de dos mil dieciseis, festejada precisamente en Francia, cayó en la final frente a Portugal, con un tanto en el tiempo extra.

También puedes leer: Francia ante Croacia, final inopinada en Rusia 2018

Actualmente, Didier Deschamps está al frente de una de las generaciones más talentosas de futbolistas de su país. Sabe de manera perfecta lo que en los próximos días pasará por la cabeza de Kylian Mbappé, Antoine Griezmann, Paul Pogba, N’Golo Kanté, Raphael Varane y compañía. Él vivió para momentos como este y, sin duda, transmitirá a cada uno de ellos de sus dirigidos ese temple que siempre y en todo momento lo caracterizó.

La historia le ha mandado nuevamente una invitación a Deschamps. La cita será el próximo domingo en el estadio Luzhniki, en Moscú. Ahí se podría redactar un nuevo capítulo en esa historia de leyenda de idilio entre el ex futbolista y técnico francés con el éxito.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies