Francia vs Croacia, choque de identidades

Moscú, Rusia.- Kylian Mbappé, Antoine Griezmann, Paul Pogba, estrellas que tientan a la élite del futbol. Luka Modric, Iván Rakitic, Iván Perisic, Mario Mandzukic, aquellos que llegaron de abajo y se hicieron un lugar en la cima europea.

Campeones en Francia 1998 y subcampeones en Alemania dos mil seis, los Bleus llegaron a Rusia 2018 en primera clase, exclusiva para los preferidos al título, un prestigio bien ganado por la calidad de sus figuras y el respaldo de la historia.

También puedes leer: Francia va por el dos de 3 en finales de Copa del Mundo

Armado línea por línea con millonarias figuras del mercado europeo, el combinado dirigido por Didier Deschamps confirmó los pronósticos que lo consideraban finalista.

Mbappé, el prodigio francés de 19 años que ha deslumbrado en Rusia 2018, va camino a convertirse en uno de los mejores jugadores del mundo.

Antoine Griezmann fue Balón de Bronce en el 2016 y Paul Pogba llegó a ser ese año la trasferencia más cara en la historia del futbol, al pasar de la Juventus al Manchester United por ciento veinte millones de euros.

Pero la corte francesa no son solo estas tres luminarias. Hugo Lloris es uno de los porteros más cotizados en el Viejo Continente; mientras que Raphael Varane y Samuel Umtiti son considerados 2 de los mejores defensores del planeta.

Pero los franceses saben lo que Croacia significa en el futbol europeo: sufrimiento hasta la última gota de sudor y guerra sin cuartel, sin importar lo más mínimo el escenario.

Croacia le dio a Inglaterra el miércoles, en una lección de esfuerzo y de determinación para morir con el hacha al hombro, trabajando a destajo y sin pausa.

También puedes leer: 6 mexicanos entre los 100 mejores del Mundial

De la mano de Luka Modric, quien tras fichar por el R. Madrid en el 2012 se fue abriendo un lugar en la elite europea, Croacia ha hecho gala de un futbol de posesión, propositivo y muy elegante.

Una característica muy propia de los equipos de los Balcanes y, que, en el caso de los ajedrezados, tiene intérpretes de mucho lujo como el volante del Real Madrid, o Ivan Rakitic, entonces un jugador más en España hasta el momento en que llegó a transformarse en uno de los lugartenientes de Lionel Messi en el F.C. Barcelona.

Al lado de estos dos grandes jugadores se fortalecen otros como los infatigables Ivan Perisic, del Inter de Milán; Mario Mandzukic, de la Juventus; o Ante Rebic, del Eintracht Frankfurt, haciendo de Croacia una escuadra que combina elegancia y espíritu de lucha en su juego.

Los nuevos ajedrezados, en su quinta participación en una Copa del Mundo, superaron a aquel equipo de Davor Suker, Zvonimir Boban y Robert Prosinecki, que acabó en la tercera posición de Francia mil novecientos noventa y ocho, su primer Mundial tras la independencia del país 7 años ya antes.

Ahora, el futbol y esmero le sobra a Croacia para ir por más ante Francia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies