Impunidad y corrupción sin límite en alcaldía Cuauhtémoc 

Ciudad de México.-

Cuando ya se dictaminó que la corrupción y la impunidad se terminó en México

Parece que se han equivocado desde el Presidente López Obrador hasta todos y cada uno de los políticos y politiqueros que le prosiguen la corriente, por el hecho de que bastaría echarse una vuelta por la Alcaldía Cuauhtémoc, al cargo de Néstor Núñez, para revisar que hay ríos de dinero que no pagan impuestos en pocas manos.

Arribó últimamente (enero de 2020), a la coordinación de Vía Pública, un factor conocido como El Jave “N”, quien desde hace unos años es el operador enmascarado de Salvador Santiago, mejor conocido por “El Chava-Chava”, que lleva más de 30 años manejando los negocios sucios de la alcaldía, esos que no pagan impuestos y que entran limpios semana a semana a los bolsillos de unos cuántos, no a las arcas de la demarcación.

Así lo descubrieron fuentes acreditadas y trabajadores de la Alcaldía Cuauhtémoc, -quienes solicitaron suprimir su nombre por miedo a represalias-, quienes dieron una radiografía de de qué manera opera la maquinaria que maneja el dinero de los negocios de vía pública, de puestos fijos y semifijos, restaurants, tables dance, cantinas, bares, loncherías, chelerías, que pasa por pocas manos hasta llegar a los altos mandos de esa alcaldía que maneja Néstor Núñez.

El conocido por mercaderes como “El Jave” “N”, fue nombrado por Salvador Santiago, como organizador de Vía Pública de las 20 zonas en que está dividida la Alcaldía, de donde llega dinero semanal que recogen los llamados “charolas” semana a semana en el comercio informal y tolerado y que deja un aproximado de dos millones de pesos, estimando que les cobran a los mercaderes un promedio de 30 pesos diarios, mas sumando lo de los comercios fijos que pagan entre tres mil y cinco mil pesos, el monto estimado asciende a cerca de 20 millones de pesos, libres de impuestos.

Pero las cosas van más allí, alertaron las fuentes acreditas, con el conocido “Jave” “N”, por el hecho de que además de esto en plena crisis de coronavirus dio la instrucción a los más de 200 empleados que tiene la Alcaldía para Vía Pública, que deben proseguir entregando exactamente la misma cantidad “..haya o no comerciantes, esa es su bronca y si no pueden los mandamos a la banca”, fue la tajante amenaza que lanzó a los trabajadores de base sindicalizados y de contrato, en la medida en que se ha constituido en prácticamente dueño de la Alcaldía, por el hecho de que cobra los estacionamientos de las calles aledañas y del propio estacionamiento de la demarcación, ahí dónde guarda su poderosa camionera el Alcalde Néstor Núñez. Su desaforada ambición llega hasta solicitar que le adquieran sus aguas, refrescos y papas a los trabajadores de Vía Pública, por el hecho de que de ahí que es el “Jefe”, ostenta.

La corrupción y la impunidad se deslizan sigilosas, en el momento en que Salvador Santiago “El Chava-Chava”, tiene más de 30 años operando los negocios de giros “negros” y “rojos”, empezando como inspector de Vía Pública, halló el acomodo en administraciones desde Dolores Padierna, José Luis Muñoz Soria, Agustín Rodríguez, Alejandro Fernández y Ricardo Monreal, de corte perredista y prosiguió cambiándose a Morena, con Néstor Núñez, en tanto que para él no hay colores partidistas sino más bien solo el del dinero, aseveraron servidores públicos de la Alcaldía.

Actualmente se desempeña en la Jefatura de Reglamentos de la Alcaldía, mas es el auténtico “Patrón”, de Vía Pública, quita y pone trabajadores y ahora prohijó todo el poder para el conocido “El Jave” “N”, quien alardea en su círculo próximo de tener muchas propiedades, terrenos y negocios y va por más, emulando los pasos de su padrino el “Chava-Chava” que ha amontonado fortuna y que bien podría ser un caso de “enriquecimiento inexplicable”, en tanto que sus sueldos no corresponden para adquirir bienes raíces de alto costo.

Es por este motivo, que bien podría ser un tema de relevancia para la Controlaría del Gobierno de la Ciudad de México, que comanda Claudia Sheimbaum y de la Secretaría de la Función Pública, para investigar todos y cada uno de los ríos de dinero ilegal que llega a los bolsillos de unos cuántos y que no llegan a las arcas de la Alcaldía, para traducirse en beneficio para los ciudadanos de la demarcación.

Integrantes del Consejo Ciudadano de las colonias San Rafael y Tabacalera, descubrieron que este dueto “Chava-Chava y El Jave”, han sido los operadores para dejar que la seudo líder Diana Sánchez Barrios, se apodere de zonas de la demarcación, aun dejando en la opacidad que cobre cuotas con supuestos recibos de una Fundación llamada “ProDiana”, a los mercaderes itinerantes, una cantidad fija de 210 pesos semanales que depositan en una cuenta del Banco Santander, en otro negocio más de dónde reciben fuertes cantidades por este contubernio.

Ante toda esta simulación y opacidad de la administración de Néstor Núñez, los mercaderes y colonos de la Alcaldía, pedirán a la Jefa de Gobierno Claudia Sheimbaum, que realice una investigación de todos estos negocios turbios, a través de los que predomina la extorsión, las amenazas y las golpizas y mercaderes que no se “alineen” se le quita su puesto y se le entrega a un incondicional de Diana Sánchez Barrios, en 10, 20 y hasta 30 mil pesos, con lo que jamás pierden, para eso sostienen un conjunto de “gansters” golpeadores para sembrar el terror, donde los mercaderes apuntan que hay hasta quienes se ostentan como miembros ligados al Cartel La Unión de Tepito.

Podría interesarte leer: Brasil, Bolsonaro decreta que empresas dejarán de pagar salarios por cuatro meses

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies