Industriales solicitan al gobierno federal “oxígeno”, para eludir despidos y cierre total de Mipymes

El ámbito industrial del país estima que la pérdida de trabajos alcance los 900 mil al concluir abril, o bien poco más de un millón en el mes de mayo, como el cierre terminante de 200 mil micro, pequeñas y hasta medianas empresas.

Por ello, apuntaron que sin la ayuda del gobierno no se va a poder salir de la crisis económica que ha provocado la urgencia sanitaria por el COVID-19, con lo que solicitaron “oxígeno”, solo para poder sostener los trabajos que se sitúan en el 95 por ciento de las cuarenta y ocho millones de unidades económicas del país, y eludir una contracción del ámbito de siete.1 por ciento.

En videoconferencia, Francisco Cervantes Díaz, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), llamó a la presente administración a que dé comodidades al ámbito privado a fin de que las compañías puedan “sobrevivir a la segunda pandemia, que es la de consecuencia económica”.

Y por este motivo, afirmó que se está en espera de que el presidente Andrés Manuel López Obrador se reúna con la iniciativa privada para delinear lo que sería el plan B del rescate económico, si el plan inicial del Primer líder no da resultados.

Y es que cuestionó: “¿Cuál es nuestra mayor preocupación? Cuidar los nueves millones 400 mil empleos que nuestras empresas afiliadas significan para igual número de trabajadores y sus familia”.

En ese sentido, Raúl Picard, vicepresidente del organismo industrial, afirmó que solamente se pide al gobierno es “oxigeno”, con el propósito de sostener los trabajos, sobre todo por el hecho de que las más perjudicadas son las micro, pequeñas y medianas industrias, que representan 99 por ciento de las plazas de trabajo en México.

José Cohen, asimismo vicepresidente de la Concamin, recordó que hasta el seis de abril pasado, según las cifras publicadas por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ya se han perdido 346 mil plazas laborales en el país, mas señaló que conforme con estimaciones del ámbito, solo hasta los primeros días de mayo, cuando se espera comience el alzamiento de las limitaciones tomadas para eludir la propagación del coronavirus, ya se habrán perdido 900 mil puestos en todo el país.

De su parte, José Luis de la Cruz, presidente de la Comisión de Estudios Económicos de la Concamin, apuntó que de esa cantidad de trabajos, 40 por ciento corresponderá al ámbito industrial; si bien se advirtió que esa cantidad puede aumentarse, si el aislamiento social y las limitaciones sanitarias se extienden más tiempo.

Es más, explicó que se proponen 2 efectos sobre el empleo: uno, en la parte formal donde la contracción es cerca de 900 mil trabajos, y 2, en la parte informal donde puede existir un daño afín.

Francisco Cervantes resaltó que hay empresas esenciales a las que no se les ha tolerado abrir, mas asimismo apuntó que México tiene compromisos por los pactos comerciales firmados, que debe cumplir.

El asimismo vicepresidente de la Concamin, Alejandro Malagón  coincidió en que la tendencia que lleva la pérdida de trabajos puede superar el millón, puesto que “hoy andamos en 346 mil, el tema de las compañías sí podría llegar a más de 200 mil que van a llegar a quebrar y cerrar.

“En la segunda quincena de marzo, se perdieron 133 mil 241 empleos; a lo largo de marzo se calcula que en la primera semana se perdieron prácticamente 148 mil. A razón de 150 mil trabajos que se perdieron en la primera semana de abril, es la tendencia para estar concluyendo el mes entre los 900, y si esto aprieta, al millón de personas desempleadas”, aseveró.

Observó que los campos que el Gobierno federal consideró como no esenciales al producir la contingencia sanitaria por el COVID-19, son la industria del calzado, textil y vestido que reúne a un millón 700 mil trabajadores director; la industria restaurantera y bares, con un millón 800 mil personas; la industria manufacturera de exportación, con 3 millones 100 mil empleados.

En tanto que transporte que incluye carga, naval, marítimo, aéreo, pasaje y tren, observa un millón 134 mil empleados; la industria de la construcción con un millón 600 mil trabajadores, en la medida en que industria minera agrupa a 372 mil personas y la industria de lavandería y tintorería a 187 mil 200 personas.

Existen cuarenta y siete millones de empresas asociadas a la Concamin, mismas que producen 20.7 millones de trabajos formales en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), con lo que el reto es crear una estrategia conjunta para enfrentar la crisis económica, aseguraron los industriales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies