Mexicanos celebran triunfo en el Ángel de la Independencia

POR YAEL RUEDA Y VIOLETA ALVA

FOTOS: OSWALDO FIGUEROA

Soñadores, felices, llenos de emoción, con trofeo en mano y el sombrero bien puesto, miles de mexicanos salieron al Ángel de la Independencia para celebrar el triunfo de la Selección Mexicana ante Alemania en el primer cotejo de la Copa del Planeta.

Apenas el árbitro señaló el final del encuentro, las calles de la Ciudad de México se transformaron en el escenario ideal para empezar la fiesta nacional.

El ángel de la independencia, testigo fiel de las victorias que los mexicanos atesoran en la memoria colectivo, estuvo listo otra vez, como una y mil veces. Ahí, diferentes apasionados con replicas del trofeo del orbe le ofrecieron al guardián del cielo la copa.

También puedes leer: ¡México bonito y querido!

La espuma no faltó ni un momento, estuvo ahí para ornamentar los bailes y los abrazos, los besos y los cantos. “¡Alemania ya probó el chile nacional!”, fue una de las canciones entonadas en el PaSeo de la Reforma.

Cerveza al por mayor apareció en las manos de los mexicanos. Fieles a la idiosincrasia, el exquisito elixir se bebió para celebrar, así sabe mejor, de celebración y no para curar las penas.

Las máscaras de lucha libre no fallaron para la cita, esas que en tierra mundialista están prohibidas, pero que reflejan el espíritu guerrero de todos y cada uno de los nacidos en el país.

“¡Chucky para presidente, Chucky para presidente!”, chillaron contentos los hinchas en pro del anotador del gol, y aprovechando el año electoral.

También puedes leer: Hirving Lozano, elegido Jugador del Partido

Incluso, residentes de la capital nacidos en otros países, salieron con la camiseta del Tricolor para celebrar al país que les ha entregado un poco de lo que tienen hasta ahora, que los ha acogido y llenado de éxitos y fracasos.

Para la celebración, el mexicano se pinta solo. 2 jóvenes subieron a lo más alto de un semáforo, y desde ahí, ondearon orgullosos el lábaro patrio ante las risas y los aplausos de los espectadores.

Y retiemble en su centro la tierra, dice el Himno Nacional, y el día de ayer, la tierra se cimbró de tantos saltos, de tanta risa, de tanta alegría. El inicio fue con el pie derecho, mas los aficionados no se olvidan que viene un segundo partido.

“¡Corea va a probar el chile nacional!”, corearon con el pensamiento en el próximo rival, pero sobre todo, con la espera de una nueva celebración nacional.

No Responses

  1. redactores 18 junio, 2018

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies