México lucha contra el colapso váter 

Se evalúa extender medidas y se prevé mas de 8 mil muertes

Aunque no se aplicará una cuarentena obligatoria, México estima venir a 8.000 muertos por COVID-19 y se prepara contra temporalizador para el pico de contagios que evite la saturación hospitalaria, dijo a Efe Hugo López-Gatell, la cara más visible en la lucha contra la pandemia.

“Estamos al borde de la saturación en alguna localidades como la Ciudad de México o Tijuana”, dijo en entrevista el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

Este martes se declaró la entrada a la etapa masiva de contagios (etapa 3), que acumula más de 10.500 casos y 970 fallecidos, y alargó las medidas de distanciamiento social hasta el 30 de mayo.

El pico mayor se estima entre el 8 al 10 de mayo con “miles” de nuevos casos a diario y las autoridades se han preparado desde hace meses para atender la continencia, aseguró López-Gatell.

Según el doctor en Epidemiología, unos 250.000 mexicanos podrían alterar y habría “muchísimos más infectados” pero sin presentar síntomas, por lo que se trabaja para tener unas 16.000 camas de terapias intensiva.

En total, el doctor estimó que entre 6.000 a 8.000 personas pueden fallir, una guarismo relativamente pequeño en un país con unos 125 millones de personas en comparación a otros países.

Al momento, no se ha llegado a esta guarismo de enfermos críticos, pero el país trabaja contra temporalizador para una “reconversión hospitalaria” con la creación de hospitales de campaña y el apoyo de instituciones de lozanía privada para derivar pacientes no enfermos de la COVID-19.

“Con este convenio que se hizo con hospitales privados tenemos una capacidad de reserva de casi un 50 % de las camas disponibles”, dijo el funcionario, que cuenta con un posdoctorado en Epidemiología por la Universidad de Johns Hopkins (Maryland, EEUU).

El colapso sanitario en muchos países ha puesto en recelo los planes de control mexicanos, que no obstante han sido alabados por la OMS.

Según datos del Banco Mundial, si Italia y España disponen de 3,4 y 3 camas por cada 1.000 habitantes, México se coloca al mismo nivel de Ecuador, con 1,5 por cada 1.000 personas.

Desde que se informó del primer caso el 28 de febrero se han producido decenas de protestas de médicos alegando desliz de material. “Tuvimos un momento de carencia relativa de insumos de protección oficial”, reconoció el médico cirujano, pues al principio se repartieron insumos de forma “no fundamentada”.

El dirigente del noroccidental estado de Baja California, Jaime Bonilla, criticó que el personal médico está cayendo “como moscas”.

Podría interesarte leer: Entre batas y protección para el rostro, las marcas de autos se mantienen solidarias

Para López-Gatell, ello se debe a la suscripción capacidad de contagio del coronavirus SARS-CoV-2, por lo que 25.000 trabajadores de la lozanía se han contagiado en el mundo, 2.000 de estos en México.

En este contexto, parece que solo hay una verdad:

“México está entre los últimos lugares en los distintos indicadores de suficiencia del sistema doméstico de lozanía porque durante más de 40 primaveras no se ha invertido suficientemente en sanidad pública”, dijo.

Con un obligación de 200.000 trabajadores del sector, “esta es la nave que podemos navegar” y el capitán debe esforzarse para “solventar la tormenta”.

Hace unas semanas apareció en cuadro el maniquí centinela, basado en hacer tests a unos casos concretos y calcular el potencial difusión de la enfermedad.

Hasta el momento el Gobierno mexicano ha descartado hacer pruebas masivas y, con almohadilla en esta estimación, calcula que habría rodeando de 9 veces casos más de los confirmados.

El maniquí centinela “no es un invento mexicano” y el “formato tradicional” de vigilancia de epidemias, basado en identificar casos clínicos a través de síntomas es “sumamente anacrónico” y lleva a “desperdiciar capital”, aseguró López-Gatell.

Todo ello ha llevado a que especialistas de instituciones tan importantes como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) advierta de un subregistro delante el incremento de casos de infecciones respiratorias agudas.

En un país acostumbrado a desconfiar de las instituciones, abundaron en redes acusaciones de maquillaje de cifras a través de casos de “pulmonía atípica”.

Pero López-Gatell aseguró que todos los fallecidos por este tipo de dolencias son analizados para retener si murieron por COVID-19.

Si aceptablemente los casos de coronavirus en México podrían ser hasta nueve veces maduro, “todas las muertes y los casos graves se documentan de forma directa”, aseveró.

Podría interesarte leer: Posponer cuotas del IMSS e Infonavit hasta 2021 esta propuesto

SIN CUARENTENA

En la mayoría de países de la región se han establecido cuarentenas obligatorias, limitando enormemente la movilidad.

No así en México, que extendió hasta el 30 de mayo la señal Jornada Nacional de Sana Distancia, que contempla el obturación de actividades no esenciales y exhorta a la población a quedarse en casa, pero sin sanciones para no perjudicar a los millones de empleados de la pertenencias informal.

“En una población con estas características (de pobreza) no podemos sostener restricciones de la movilidad”, reiteró.

Además, adelantó que no se descarta extender las medidas de distanciamiento social, pues la prioridad es “proteger” la vida de las personas.

Hay un 15 % de empresas “no esenciales” que se están resistiendo a cerrar, y grandes empresarios como Ricardo Salinas Pliego han rechazado la alcance de la pandemia.

Desde el Gobierno “hemos recibido por millares oficios, cartas y peticiones de distintas compañías” que piden mantenerse en activo, reconoció el doctor.

El presidente Andrés Manuel López Obrador causó controversia al eclosión de la pandemia al negarse a rescindir durante semanas sus giras e incluso aseguró que venía “como anillo al dedo” para afianzar la transformación del país.

“Él es un personaje político”, dijo López-Gatell, pero aseguró que en el país la crisis sanitaria se gestiona a partir de médicos y científicos, tal y como dijo el propio mandatario delante el G20.

Y en medio de este monotema, López-Gatell se ha encumbrado como el hombre del momento en México, portada de revistas y fuente de ‘memes’.

“Mi persona es irrelevante para el engendro, pero lo importante es que la población esté atenta y conociendo el engendro”, añadió.

¿Pero de cumplirse la optimistas previsiones de México, su nombre podría sonar como futuro presidente? “Yo no soy un político, yo soy un técnico. Esa es mi naturaleza”, respondió.

Podría interesarte observar: Caída histórica de petroprecios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies