¡Poder africano!

Los tambores africanos ya no están. Su ritmo se marchó pronto y se escuchó poco. Esta vez el poderío físico de la raza negra quedó lejos de la fase final. Egipto, Nigeria, Túnez, Marruecos y Senegal ya están en de vuelta en casa. Mohamed Salah, Sadio Emané, John Obi Mikel no tuvieron mucho cobijo y sus respectivos países dieron un paso de costado.

También puedes leer: Rusia 2018 va a tener una final inédita

El Mundial comenzó a agonizar: Francia, Bélgica, Inglaterra y Croacia procuran el cetro que dejó Alemania; no obstante, el continente africano aparece tras 3. Galos y belgas se nutren de jugadores con ascendencia o bien raíces de esa parte del planeta, mas que su destino los llevó a representar a otra confederación. Kylian Mbappé y Romelu Lukaku están por chocar, pero una parte de su sangre también los pudo enfrentar en un hipotético Argelia en frente de Congo.

África ya está fuera del Mundial, pero prosigue con vida representada por veinticinco jugadores que tienen un hilo con el continente negro. Sólo Croacia es pura. Los otros 3 contricantes representan una mezcla cultural interesante y poderosa.

FRANCIA

Les Bleus es la preferida y la que más se apoya de la raza negra. Algo muy afín a lo que sucedió en 1998, con elementos como Zinedine Zidane y Marcel Desailly, Zizou, con raíces argelinas y el zaguero ghanesas.

Dos décadas después el número creció: catorce elementos en su plantel tienen raíces africanas. Kylian Mbappé, con sangre de Camerún y Argelia, Paul Pogba, de Guinea, y N’Golo Kanté, de Mali, son los representantes de la nueva mezcla cultural.

También puedes leer: Cecilio Domínguez sufre fractura de mandíbula

La columna vertebral de Didier Deschamps son los “africanos”. Samuel Umtiti, Ousmene Dembélé y Corentin Tolisso redondean al cuadro estelar.

Hugo Lloris, Antoine Griezmann, Benjamin Pavard son ajenos a lo que ocurre. Aun Raphael Varane posee otra sangre. El zaguero del R. Madrid tiene raíces de Martinica.

La mezcla francesa es extensa. Al final todos tienen el escudo galo en el pecho y a Les Bleus cerca de otro título Mundial.

¡Poder africano!

BÉLGICA

Los Demonios Rojos asimismo mezclan el talento belga con la velocidad africana. El cuadro de Roberto Martínez dejó de ser un caballo negro para transformarse en aspirante al título. Los “congoleños” Romelu Lukaku, Michy Batshuayi y Vincent Kompany son una parte del éxito. Ellos tres, además de Dedryck, Youri Tielemans, pudieron representar a Congo.

La columna vertebral de Bélgica asimismo tiene al “marroquí” Marouane Fellaini. El volante del Manchester United es una parte de la mezcla cultural.

También puedes leer: Ya hay fecha para la presentación del uniforme del Cruz Azul

Un caso sorprendente es el de Kevin de Bruyne, el rubio jugador no tiene sangre de Burundi, pero su mamá nació en ese país de África.

En total son 9 jugadores con hilo o bien conexión africana, mas su diversidad traspasa otras fronteras. Axel Witsel pudo representar a Martinica y Adnan Januzaj a Kosovo

Si Thibaut Courtois, Eden Hazard y Dries Mertens están cerca de la proeza, una gran parte de eso se lo deben a la inmigración. Bélgica armó el rompecabezas perfecto.

¡Poder africano!

 

INGLATERRA

El cuadro de los Tres Leones recurre menos a la inmigración africana, pero se apoya en la centroamericana. Sólo Dele Alli y Danny Welbeck tienen esa conexión con el continente negro. El volante del Totenham pudo jugar para Nigeria, mientras que el delantero del Manchester United, con Ghana.

La Inglaterra de Gareth Southgate tiene a pocos “africanos”, pero el número aumenta al otro lado del charco. Kyle Walker, Ashley Young, Raheem Sterling y Ruben Loftus-Cheek tienen raíces jamaicanas.

¡Poder africano!

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies