Pone a prueba el Coronavirus (COVID-19) al sistema de salud mexicano

La pandemia del COVID-19 ha puesto en desequilibrio a todo el mundo y supone un enorme reto para un sistema de salud mexicano que ha recibido muchas críticas últimamente por carencia de eficacia y por fallas en la atención de los pacientes.

El sistema de salud mexicano esta a prueba con el Coronavirus

El 28 de febrero pasado, el Gobierno mexicano reconoció el primer caso de COVID-19 en México: un hombre de 35 años que había viajado últimamente a Italia, país en el que había ya prácticamente 1.000 infectados

sistema-de-salud-mexicano-puesto a-pruebaDesde entonces y hasta la data van más de 82 casos, aunque el Gobierno estima que va a ser entre el 20 y el 30 de marzo cuando se extenderán la mayor parte de casos en el país.

“El país no está preparado para un embate de este tamaño”, aseguró este miércoles a Efe el doctor Xavier Tello, médico cirujano y asesor en comunicación en salud.

El especialista explicó que una de las fallas que ha tenido el Gobierno es que aún no hay un presupuesto destinado a la pandemia.

“Los 3.500 millones de pesos (unos 150 millones de dólares) que acaban de anunciar (este martes) no es nada para lo que realmente se necesita”, lamentó.

Tello especificó que el presupuesto ha de estar concebido para efectuar pruebas, adquirir insumos, equipos de protección y acomodar salas de emergencias.

DENUNCIAN FALTA DE MATERIAL Y PROTOCOLOS

Este martes, personal del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) de la capital, el centro de salud más grande del país especialista en el tema, se manifestó frente a la dirección demandando más material médico y la implementación de protocolos convenientes.

En entrevista con Efe, una empleada del centro médico -quien prefirió sostener el anonimato- aseguró que, a pesar de que el primer caso de COVID-19 se advirtió a fines de febrero y fue exactamente atendido por el INER, hasta el instante no cuentan con material ni medidas de protección convenientes.

Aseguraron que el servicio está en muy condiciones malas y en ciertas áreas no marchan ni las puertas.

Además, denunciaron que no hay un zona concreta para atender a los enfermos.

En este sentido, las trabajadores denunciaron que se precisan fortalecer medidas por el hecho de que, hace unos años, frente a la influenza AH1N1 del 2009 “se contagiaron más de 170 compañeros”.

Y lo mismo sucede, por servirnos de un ejemplo, con el personal de seguridad que protege las puertas del nosocomio, puesto que únicamente cuentan con cubrebocas y su atuendo contrasta con el de los doctores que atienden los casos sospechosos quienes emplean equipos de protección singulares.

La pandemia del coronavirus se aúna a una crisis extendida en el ámbito salud que se aguzó en 2019 debido a los recortes presupuestarios y a los cambios en la manera de adquirir las medicinas impuestos por Andrés Manuel López Obrador, quien aceptó la Presidencia el 1 de diciembre de 2018.

LAS CIFRAS PONEN EN DUDA A LAS AUTORIDADES

Las autoridades de salud del país han insistido constantemente que México está dispuesto para hacer frente al COVID-19, aun todavía cuando sus previsiones estiman que, cuando menos un tercio de la población mexicana se va a ver perjudicada por este virus.

“Lo advertimos desde el inicio, esto no se puede contener. Eso no quiere decir que no se pueda mitigar la transmisión hasta el grado potencial de eliminarlo”, afirmó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, cuando llegó el virus a México.

Al respecto, el presidente López Obrador, aseguró que en el país “tenemos los médicos, los especialistas, los hospitales, la capacidad para hacerle frente a este caso de coronavirus. Estamos preparados”.

De pacto con cifras oficiales, en conjunto el sistema de salud cuenta con 139.581 camas totales -89.562 hospitalarias y 50.019 en otras áreas– mas de cumplirse los pronósticos en donde se calcula que hasta 20 % de la población podría precisar hospitalización, estas serían meridianamente deficientes en un país de prácticamente 130 millones de habitantes.

De pacto con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, México tiene con uno con cuatro camas por cada 1.000 habitantes, al tiempo que España tiene tres, Italia tiene tres,2, y China cuatro con dos.

Este mismo martes López-Gatell mantuvo que México aún se halla en una primera fase de contagios importados y que se están tomando “las decisiones adecuadas” como el cierre de institutos desde el 20 de marzo y la cancelación de acontecimientos de más de cinco.000 personas.

En tanto, el Gobierno de México ha dicho que adquirió en el primer mes del año nueve.100 pruebas para advertir COVID-19 en el sistema público de salud y ha anunciado que tiene previsto adquirir más. Hasta el instante, ha homologado las pruebas que efectúan 16 laboratorios y 3 centros de salud privados, las que tienen un costo mínimo de 60 dólares estadounidenses.

PACIENTES TEMEROSOS POR COVID-19

A las afueras del INER pacientes asisten a sus citas con regularidad, la mayor parte emplean mascarillas como medida de protección y están siendo conscientes de las medidas de prevención que ha recomendado el gobierno.

“Hay que lavarse las manos seguido”, recalcó Enrique Saldaña, quien se trata en el instituto un nódulo en el pulmón y quien aseguró a Efe que desde el momento en que asiste al centro de salud desde noviembre del año pasado, lo han atendido “muy bien”.

Consideró que, con base en su experiencia, caso de que existiese una contingencia por el COVID-19 “a la mayoría (de la población) sí nos atenderían)”.

Lizeth Medina llegó este martes al instituto por el hecho de que una familiar suya llevaba 3 días con los síntomas: fiebre, tos y cefalea, y desea descartar que se trate de COVID-19.

Dijo que para ella hay una falta de medidas de higiene extendida y además de esto en las farmacias y en los supermercados han desaparecido determinados productos.

Consideró que el Gobierno “no está preparado” para enfrentar la pandemia e inclusive afirmó “creo que nos están escondiendo casos”.

En contraste, Teresa Pérez, paciente que recién salió de su consulta en el instituto, afirmó que el centro de salud semeja estar dispuesto para esta pandemia.

“Yo tengo temor porque soy asmática, pero la atención adentro es la adecuada y creo que es igual que con otras enfermedades”, destacó.

Podría interesarte leer: Adlf condena que los niños sean separados de la familia de los inmigrantes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies