Prevé SHCP caída del Producto Interior Bruto de hasta -treinta y nueve por ciento

Las cifras están en los precriterios de política económica emitidos a la Cámara

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP) mandó a la Cámara de Diputados los Precriterios Generales de Política Económica para 2021, en el que se ajustan las previsiones para este año y se reconoce que la caída en el Producto Interno Bruto (Producto Interior Bruto) podría ser de hasta -treinta y nueve por ciento y en el escenario más optimista llegaría como máximo a un desarrollo de 0.1 por ciento.

Además, plantea para 2021 un decrecimiento económico de entre quince y treinta y cinco del Producto Interno Bruto (Producto Interior Bruto), una inflación de treinta y dos por ciento y un género de cambio de 21.4 pesos por dólar.

En medio de la crisis económica que encara el orbe y que ha llevado a los costes del petróleo mexicano a mínimos históricos, el gobierno federal propuso una cotización de 30 dólares americanos por barril para el año próximo.

Además, se plantea un incremento en la plataforma de producción de petróleo a un par de millones 27 mil barriles diarios, en comparación con el millón 850 mil barriles diarios programados para este año.

En tanto, la plataforma de exportación se caería a solo 776 millones de barriles diarios, con base en las esperanzas para el cierre del año vigente y las crisis en el mercado petrolero.

El documento remitido a los legisladores federales, en cumplimiento de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria asimismo altera las metas previstas para este año.

Así, el desarrollo económico pasaría de -treinta y nueve a 0.1 por ciento del Producto Interior Bruto, la inflación se ajusta a treinta y cinco y el género de cambio nominal a 22.9 pesos por dólar y un costo de 24 dólares americanos por barril de petróleo de la mezcla mexicano.

“La estimación de las finanzas públicas para el cierre de 2020 considera actualizaciones al marco macroeconómico. Este marco incorpora los efectos del brote de Covid-19 y la evolución de las economías global y mexicana, así como los menores precios del petróleo en los mercados internacionales, derivado de los anuncios en materia de energía por parte de los principales productores de crudo a nivel global y de la evolución del mercado cambiario en nuestro país”, explica el texto.

Asimismo, la meta de superávit primario de 0.7 por ciento no se conseguirá, con lo que se prevé que el cómputo primario se ubique en -0.4 por ciento del Producto Interior Bruto.

No obstante, aclara que si bien va a aumentar la deuda como proporción del Producto Interior Bruto, el déficit se financiará primordialmente con activos financieros del ámbito público y no recurriendo a nuevo endeudamiento.

Precisó que para hacer frente al ambiente, se usarán activos libres tanto en fondos y fideicomisos del ámbito salud previstos en distintas disposiciones normativas como de otros activos del gobierno federal que dejen disminuir al mínimo la contratación de endeudamiento público auxiliar al autorizado por el Congreso de la Unión.

En este marco, los programas prioritarios del gobierno federal aumentarían su presupuesto para 2021, incluyendo la beca universal Benito Juárez, el programa de pensión para adultos mayores y personas con discapacidad y Jóvenes Construyendo el Futuro.

De exactamente la misma forma se sostienen los proyectos del aeropuerto de Santa Lucía, el Tren Maya y el programa Sembrando Vida.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies