Quitaremos aranceles si hay acuerdo en TLC: EU

WASHINGTON, U.S.A..- El secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross, afirmó el miércoles que las tarifas aplicadas al acero importado de México y Canadá podrían retirarse si las conversaciones para una actualización del TLCAN llevan a un nuevo acuerdo.

Estados Unidos, México y Canadá están en tratativas para reformar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pero enfrentan múltiples diferencias que han dilatado la concreción de una actualización del acuerdo.

Washington anunció a fines de mayo que las importaciones de acero y aluminio de Canadá, México y la Unión Europea pagarían nuevos aranceles, poniendo fin a meses de inseguridad sobre posibles exenciones a aliados.

Ross dijo que la administración del presidente Donald Trump espera que el proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) “cobre impulso” tras las elecciones del primero de julio en México, a fin de lograr un pacto “revitalizado”, dijo hoy el secretario de Comercio, Wilbur Ross.

En una comparecencia ente el Comité de Finanzas del Senado, Ross aclaró a los miembros del Senado que si específica el pacto “desaparecerían” los aranceles al acero y aluminio que E.U. impuso a México y Canadá bajo la Sección doscientos treinta y dos de la Ley Comercial de 1962.

“El embajador Robert Lighthizer ha dicho que después de las elecciones de México, el primero de julio, esas pláticas podrían cobrar impulso nuevamente”, externó Ross.

“Nuestro objetivo es tener un TLCAN revitalizado, un TLCAN que ayude a U.S.A. y como una parte de eso, las (sanciones) doscientos treinta y dos desaparecerían, tanto para Canadá como para México”, puntualizó.

Senadores republicanos y demócratas criticaron la resolución del presidente Trump de imponer aranceles a sus socios comerciales, advirtieron a Ross el impacto negativo de las represalias comerciales sobre el campo agropecuario, incluido en estados que votaron por Trump en dos mil dieciseis.

El presidente del Comité, el republicano de Utah, Orrin Hatch, le recordó a Ross que México es el primordial mercado de las exportaciones porcinas de U.S.A. y también hizo notar que el gobierno mexicano decidió imponer un arancel de veinte por ciento a las exportaciones estadunidenses de puerco.

El senador de Kansas, Pat Roberts, señaló que la producción de algunos insumos agrícolas ha caído en cuarenta por ciento en Estados Unidos y que México podría comenzar a adquirir más trigo de Argentina o bien su maíz de Brasil, en lugar de adquirirlo de los granjeros estadunidenses.

Los miembros del Senado cuestionaron además la decisión de la administración Trump de comenzar una investigación afín, por motivos de seguridad nacional, en el sector automotriz. “Un vehículo no es una lata de sopa, señor secretario”, le dijo Hatch.

Ross defendió la imposición de aranceles en general y mantuvo que fue una acción “global” precisa porque China emplea a otros países como trampolín para introducir su sobreproducción de acero.

El viernes, Trump anunció aranceles a importaciones chinas por un valor de cincuenta millones de dólares americanos y apenas horas después Pekín respondió con un plan para imponer tarifas a cientos y cientos de productos estadounidenses, acercando a las dos mayores economías del planeta a la guerra comercial.

Podría interesarte leer:

No Responses

  1. redactores 21 junio, 2018

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies