Rebaja Moody’s nota soberana y pone a Pemex en “basura”

Justifica baja al debilitamiento en el desarrollo económico

La agencia calificadora Moody’s rebajó el viernes la calificación crediticia de México frente a las malas perspectivas económicas del país, y redujo la nota de la estatal Pemex a “basura”, en el más reciente golpe para la endeudada petrolera.

La calificadora Moody’s rebajó la nota de México, a “Baa1” desde “A3”, y recortó la de Pemex a “Ba2” desde “Baa3”, online con las acciones de otras calificadoras anunciadas esta semana.

Moody’s afirmó que el recorte a la nota soberana se debe a que las perspectivas de desarrollo económico del país se han desgastado, al progresivo deterioro de las finanzas de Pemex y a una empeora en el marco de las políticas públicas.

La agencia afirmó que sostiene la perspectiva negativa tanto para la calificación soberana para la de la petrolera mexicana, que tiene una “excesiva carga de deuda”.

“La perspectiva negativa refleja el riesgo de que la fortaleza económica y fiscal se deteriore aún más”, afirmó Moody’s en un comunicado.

Sobre Pemex, la calificadora afirmó que la compañía encara mayor peligro de liquidez, aparte de que va online con la rebaja del soberano. “Las acciones tomaron en consideración nuestras expectativas de un período prolongado de flujo de caja libre negativo y la necesidad de financiamiento externo”, afirmó Nymia Almeida, vicepresidenta senior de Moody’s, sobre la petrolera.

Más temprano, la calificadora Fitch rebajó las notas crediticias internacionales de largo plazo, en moneda local y extranjera, de la mexicana Pemex por segunda ocasión en lo que va de abril, y había rebajado el viernes la calificación soberana.

Con el anuncio de Moody’s suman 2 agencias las que tienen en grado especulativo a Pemex, afirmó Paulina Villanueva Cuevas, economista de Scotiabank.

“Lo anterior, supondría una salida de la deuda de la compañía de los índices de grado de inversión, provocando una recomposición de las carteras de los inversionistas extranjeros”, añadió.

GOBIERNO JUSTIFICA

Tras los ajustes de las calificadoras, el Gobierno mexicano emitió este viernes un comunicado en el que arguyó que “el panorama económico global se ha deteriorado rápidamente”.

Las agencias empezaron un ciclo de ajustes a nivel del mundo “a una escala y velocidad sin precedentes”, explicó la Secretaría mexicana de Hacienda y Crédito Público (SHCP), que contabiliza más de 65 acciones negativas de calificación desde el nueve de marzo.

Aun de esta manera, los inversores nacionales y extranjeros sostienen “una fuerte demanda” por instrumentos de deuda del Gobierno de México, aseguró la dependencia.

“En sus evaluaciones, las agencias calificadoras reiteran que el país cuenta con un historial de política fiscal altamente creíble y prudente, reflejo de un fuerte compromiso con la estabilidad macroeconómica y la solidez institucional”, afirmó el texto. (Reuters y EFE)

También Fitch queja a Pemex y baja a CFE

La agencia Fitch Ratings redujo este viernes las calificaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), las 2 empresas estatales de energía, tras rebajar esta semana el grado de la deuda en moneda extranjera de México.

La calificadora ajustó a BB- la calificación de Pemex, la petrolera más endeudada del planeta, apenas un par de semanas tras haberla bajado a BB desde BB+, el cuatro de abril.

En tanto, la agencia actualizó el grado de CFE a BBB-, lo que la deja a un grado del nivel especulativo.

Estos ajustes reflejan el “vínculo directo” que estas compañías tienen con la calificación soberana de México, explicó el comunicado de Fitch, que apenas el miércoles bajó a BBB- el grado de peligro de la deuda en moneda extranjera en un largo plazo del país.

“Fitch considera débil la gobernanza corporativa de Pemex, dado el continuo alto nivel de interferencia del gobierno en la estrategia de la compañía, el financiamiento y la gerencia con cambios en la administración”, expuso.

Entre los factores que citó la calificadora, resalta la caída internacional de los costos del petróleo y gas, a pesar del pacto de este fin de semana de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y aliados (OPEP+).

La agencia afirmó que el deterioro de la calificación refleja la “limitada flexibilidad de la compañía” para navegar en este panorama ante su elevada carga impositiva, su creciente costo de producción por barril y la alta inversión precisa para sostener su producción y sus reservas.

Pemex prácticamente duplicó sus pérdidas en 2019, con un resultado negativo de 18.367 millones de dólares americanos, un 91,8 % más que los nueve.575 millones de dólares americanos de 2018, a pesar de la promesa del nuevo Gobierno de salvar la compañía.

“Un sostenido deterioro de la flexibilidad financiera de Pemex, acompañado de la inacción del Gobierno para soportar su liquidez”, apuntó Fitch como un factor negativo que podría llevar a una nueva rebaja de su calificación crediticia.

En cuanto a la CFE, la agencia expuso su “fuerte vínculo” con la calificación soberana del Gobierno de México, siendo equivalentes en un caso así.

Fitch repitió su pronóstico de una contracción de cuatro % del Producto Interior Bruto mexicano para 2020, con una “empinada caída” en la primera mitad del año, con una restauración que podría “impedirse” por exactamente los mismos factores que ha percibido anteriormente reciente.

“La rebaja del grado soberano de México refleja el impacto económico que representa la pandemia de coronavirus, que conducirá a una severa recesión de México en 2020”, aseveró. EFE

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies