Retorno inesperado de Plantas Automotrices en México alertsa a Volkswagen y Audi

En Vilo Volkswagen y Audi por retorno paulatino de Plantas Automotrices en México

Varias compañías automotoras japonesas preparaban el lunes su regreso paulatino a la actividad en México con severos protocolos

de seguridad sanitaria para evitar contagios de coronavirus entre sus empleados, mientras las alemanas Volkswagen y Audi seguían esperando la autorización oficial.

Nissan y Toyota dijeron el lunes tienen programada la reapertura escalonada de sus plantas y se sumaban así a Honda, que comenzó a retomar de forma progresiva el negocio la semana pasada.

El sector cerró temporalmente a finales de marzo por instrucción del Gobierno, mismo que solicito el 12 de mayo la reincorporación al listado de actividades económicas esenciales para que reabra el 1 de junio, pese a que México se encuentra entre los diez países con más fallecidos en el mundo.

“El arranque gradual iniciará con la reincorporación de nuestras actividades directamente relacionadas con manufactura de vehículos y autopartes, en fechas específicas para cada una de las instalaciones”, dijo el lunes en un comunicado la filial mexicana de Nissan, con fábricas en los estados Aguascalientes y Morelos.

Poco posteriormente, un portavoz de Toyota dijo a Reuters que la compañía se encuentra “en periodo de preparación para el reinicio gradual, cauto y ordenado” de sus operaciones en los estados Baja California y Guanajuato, que incluye actividades de capacitación y pruebas de producción.

El permiso para reabrir la industria automotriz, conexo con el minero y el de la construcción, se dio en medio de presiones de las empresas de ese sector, que emplean un millón de trabajadores en el país, y las autoridades de Estados Unidos para que las dos naciones vuelvan a poner en marcha de forma coordinada las cadenas de producción de ese negocio.

Menos suerte parecen tener por ahora las alemanas Volkswagen y Audi, posteriormente de que el viernes el gobierno del estado central Puebla emitiera un decreto para impedir la reactivación de sus plantas en esa región, que cuenta con 97,000 de los 980,000 trabajadores automotrices de la segunda longevo peculio de Latinoamérica.

La tarde del lunes, Volkswagen dijo que no hay condiciones para que se pronuncie sobre la reanudación de sus operaciones en México hasta que el decreto deje de tener mercancía y que la empresa está “atenta” a las opciones que la ley le da para transigir a agarradera sus actividades.

Varias agrupaciones empresariales solicitaron el domingo a las autoridades de Puebla rebelar “lo antes posible” la restricción, que ha justificado por el avance del coronavirus en el estado.

En el sector de autopartes, la compañía estadounidense Lear envió el lunes a 600 trabajadores a las áreas de producción de su planta en la fronteriza Ciudad Juárez, que suministra fundas de asientos para Daimler y Ford, según un mensaje a los trabajadores. La firma no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Podría interesarte descubrir: Fortalecer centros de Justicia para las Mujeres permitirá elevar índices de denuncias

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies