Situacion delicada de las empresas y sus trabajadores en Mexico por COVID-19

La ruindad de los empresarios más ricos entre los ricos resulta realmente repugnante.

Días atrás, en México, el corporativo chatarrero Alsea anunció que, debido al avance del Covid-19, comenzará un programa a fin de que sus trabajadores se retiren a sus casas sin goce de salario por cuando menos 30 días, con la pretensión, conforme afirmó, de proteger el empleo. En medio de la urgencia sanitaria ciertos supusieron que se trataba de un caso apartado, mas todo apunta a que esa es la política de todos y cada uno de los magnates.

Por ejemplo, en Argentina al consorcio Techint (el mayor de esa nación de Sudamérica, con presencia internacional en un buen número de países, como México) se le hizo simple anunciar, en plena cuarentena, el despido de mil 450 trabajadores. Eso sí, se compromete a que si los proyectos se vuelven a reanudar, se les volverá a contratar, algo como la cacareada protección del empleo de Alsea.

Cuando en México se conoció la resolución de Alsea, el presidente López Obrador denunció, sin dar nombres, que hay empresas que con la disculpa del coronavirus despiden a trabajadores, lo que no tiene fundamento legal y es injusto, incorrecto. Llamó a los empresarios a corregir, que nos asistan. No se debe aprovechar una situación de crisis, sobre todo de salud, para hacer cosas incorrectas. Lamento que haya representantes de la iniciativa privada a los que solo les interesa el dinero. Las empresas que efectúa despidos infundados son un mal ejemplo ( La Jornada, Alma Y también. Muñoz y Jorge A. Pérez Alfonso).

Pero en Argentina el presidente Alberto Fernández fue más allí. A Paolo Rocca (un ítalo-argentino, actual cabeza de Techint y heredero de la suerte de su abuelo Agostino Rocca, amigo de Benito Mussolini) le mandó el próximo mensaje: “tanta plata has ganado a lo largo de tu vida, que tenés una fortuna que te pone entre los más millonarios del mundo; hermano, ¡esta vez colaborá! y hacelo con los que hicieron grande a tu empresa, con los trabajadores; es necesario recuperar la ética de la solidaridad. No es momento de hacer esto, y voy a ser duro con los que despiden gente.Muchachos, les llegó la hora de ganar menos… Una sociedad que descarta no es una sociedad, es una perversión”.

En Argentina, Techint es uno de los conjuntos económicos que más recursos amontonó durante los años como el mayor contratista de obra pública y privada del país, dueño aparte del monopolio del acero y de la producción de cilindros sin costura para la industria petrolera, en la que asimismo participa con empresa propia (Tecpetrol), esencialmente en concesiones en la estratégica capacitación Vaca Muerta, la mayor cuenca petrolera de la nación de Sudamérica ( Página 12).

Según la gaceta especializada Forbes, la suerte de Paolo Rocca asciende a ocho mil millones de dólares estadounidenses, mas –pobrecito– asegura que no tiene para abonar sueldos y de ahí que despide a unos mil 500 trabajadores, solo en Argentina.

En México, el Grupo Techint (que asimismo opera en casi todos los continentes) es adjudicatario de jugosos contratos públicos y concesiones petroleras, gasíferas, mineras y de generación de energía eléctrica (Central de Pesquería), entre otras muchas. En tiempos de Vicente Fox, (quien a Paolo Rocca premió con la Orden del Águila Azteca) una de sus subsidiarias, Tecpetrol, se quedó con el Bloque Misión, en la cuenca gasífera de Burgos. Por cierto, uno de los miembros independientes del consejo de administración de Techint México es Jaime Serra Puche, ex- secretario de Comercio con Carlos Salinas y –efímero– de Hacienda con Ernesto Zedillo. ¿Recuerdan los fallos de diciembre?

Entonces, va a haber más noticias sobre la ruindad de los ricos entre los ricos, que el día de hoy, como siempre y en todo momento, estiran la mano a fin de que el Estado los apoye.

Las rebanadas del pastel

Pues sí: López Obrador saludó a la mamá de El Chapo, mas los que el día de hoy se rasgan las vestiduras y ponen el grito en el cielo no afirmaron ni pío cuando salió a flote que el comandante Borolas era empleado del narcotraficante (y García Luna su operador).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies