Trabajadoras sexuales desprotegidas por los gobiernos delante en Covid-19

n opinión de la propagandista Diana Sánchez Barrios, para el software “Urbe de hierro” conducido por Miguel Encanto López Farías, transmitido por abc radiodifusión de la 760 AM, comentó la situación de las trabajadoras sexuales en la Ciudad de México delante la pandemia de coronavirus.

Detalló que este sector de Latinoamérica y el Caribe llamó a los países para realizar de modo responsable; ya que desde el mes de marzo mediante un comunicado expresaron que no existe ninguna ley ni política pública que proteja a las trabajadoras sexuales, remarcó que el confinamiento no es factible para este sector, pues no son participes a ningún esquema doméstico de protección social.

Añadió que este suceso no es regional.

A nivel mundial todos los trabajadores sexuales están teniendo dificultades en distintos ámbitos como la pérdida total de ingresos, viejo discriminación, acoso; por otra parte de que la victimización del trabajo sexual ha transmitido como consecuencia el aumento de la precarización del dicho trabajo en la crematística informal, volviéndolas más vulnerables e imposibilitándolas de mantenerse a ellas y a sus familias.

Las organizaciones dirigidas por trabajadoras sexuales de todas la regiones señalaron que no tienen paso a los esquemas nacionales protección social y están excluidas de estos mismos como de las medidas de protección social de emergencia que se implementan para otros trabajadores

Ante esto, diversas organizaciones exhortan a los países de América Latina y el Caribe para que tomen medidas inmediatas basadas en los derechos humanos, para proteger los derechos y la sanidad de las trabajadoras sexuales en la pandemia de Covid-19, por lo que se pide que se les integren en las medidas sociales que se están llevando a parte en la región tanto de sanidad como económicos, por otra parte el fin inmediato de los desalojos, paso inmediato a viviendas para las trabajadoras sin hogar, y apoyo a quienes pertenecen a este ámbito siendo migrantes.

En el caso de Ciudad de México las trabajadoras sexuales que vivían en hoteles fueron expulsadas de estos de un día a otro, por lo que tendrán que seguir laborando de modo inestable brindando sus servicios en automóviles o en la calle, lo que las vuelve presa acomodaticio de la criminalización y trastorno por parte de los policías.

Finalmente puntualizó que el gobierno de la Ciudad de México mediante la secretaria de Difusión y Bienestar, brindó tarjetas de apoyo emergente Covid-19 con un cuota único de 1000 pesos para afrontar el confinamiento; sin secuestro, la mayoría no poseía fondos.

Podría interesarte analizar: Necesario codificar para detener despidos injustificados: Aníbal Ostra 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies