U.S.A. acusa a Maduro de narcoterrorismo y ofrece recompensa de 15 mdd por su atrapa

WASHINGTON– El Departamento de Justicia del gobierno de Donald Trump, acusó formalmente de “narcoterrorismo” al presidente venezolano Nicolás Maduro, por su presunta relación en trasiego de drogas y armas con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), con lo que ofreció una recompensa de 15 millones de dólares americanos por información que conlleve a su atrapa.

William Barr, el procurador general de Justicia de Estados Unidos, y representantes de la DEA dieron a conocer los cargos delincuentes contra Maduro y 14 funcionarios de su gobierno en encausamientos judiciales entregados a Cortes Federales en Nueva York, Texas, Florida y Arizona.

La acusación de “narcoterrorismo” al presidente venezolano se deriva de su presunta relación con el conjunto rebelde de las FARC para exportar coca y otros enervantes a Estados Unidos, utilizando los fondos procedentes de esto para financiar actos terroristas y políticos.

Por medio de su cuenta de Twitter, Maduro rechazó la acusación tildándola de “conspiración” en contra suya por la parte de los gobiernos de Estados Unidos y Colombia.

Las acusaciones a Maduro

No es la primera ocasión que el gobierno estadunidense acusa de narcotráfico a un presidente sudamericano, un antecedente es el caso Ernesto Samper exprimer líder colombiano.

“Corrupción, narcotráfico, terrorismo y lavado de dinero”, afirmó Barr en rueda de prensa, son ciertos cargos que le imputaron a Maduro en un “súper encausamiento” en una Corte Federal en Miami, Florida.

Barr delimitó que, en las cortes de Nueva York, Texas, Arizona y Florida, cuentan con expedientes delincuentes contra Maduro y otros 14 funcionarios de su gobierno entre estos el presidente de la Suprema Corte de Venezuela.

El Procurador General de Justicia estadunidenses delimitó que la relación del régimen de Maduro con la FARC es explícita en el tráfico de drogas y el tráfico de armas a Colombia, las que se adquieren con el dinero procedente de la venta de los narcóticos.

El gobierno de Trump acusa a Maduro y los miembros de su gobierno imputados, de conspirar para la exportación de unas 250 toneladas de coca colombiana a Estados Unidos, por medio de sendas del trasiego de drogas establecidas por las FARC desde Centroamérica.

El Departamento de Estado del gobierno de Trump, ofrece 15 millones de dólares americanos por la información que conlleve a la localización y atrapa de Maduro y los miembros de su gobierno acusados de “narcoterrorismo”.

Venezuela, santuario para las FARC

Barr aseveró que, por su cooperación con las FARC para el tráfico de drogas y armas, Maduro ofrece el territorio venezolano como un “santuario” al conjunto rebelde colombiano.

“Maduro y los otros acusados han traicionado al pueblo venezolano… se tiene que poner un fin a la corrupción”, sentenció el procurador general de Justicia, repitiendo que el líder venezolano es una máquina de lavado de dinero de la venta de drogas y trasiego ilegal de armas.

Por los otros funcionarios venezolanos acusados así como Maduro, el gobierno de Trump ofrece 10 millones de dólares americanos por la información que conlleve a la atrapa de estos para enjuiciarlos frente a las cortes federales donde se tienen los encauzamientos.

De ser enjuiciados y declarados culpables en las cortes pertinentes donde se les procesaría de ser extraditados, Maduro y el resto encaminados serían sentenciados a cadena perpetua como pena máxima, y de 10 a 20 años de prisión como mínima.

Por el contexto internacional que le da Estados Unidos a los cargos que le imputa a Maduro y a los funcionarios de su gobierno, se podría producir una nota roja por la parte de la Interpol para cooperar en su atrapa manada de los delitos de narcoterrorismo.

“No reconocemos a Maduro como presidente de Venezuela”, manifestó el Procurador Barr, haciendo alusión que para Trump y otros 50 países; es Juan Guaidó el lícito presidente de los venezolanos.

Los encausamientos contra Maduro y los otros acusados continúan sellados pues la ley estadunidense establece que en casos delincuentes los expedientes se abren solamente cuando los personajes imputados se hallan en territorio estadunidense y bajo la custodia de los alguaciles federales (US Marshalls).

Vínculos, desde hace 10 años

Barr y los fiscales del Departamento de Justicia implicados en la preparación de los expedientes delincuentes, resaltaron que la relación delincuente de Maduro, los otros imputados y las FARC data desde hace más de una década.

“No estamos actuando como policías del mundo, sino como policías de Estados Unidos”, expresó Barr, al descartar un contexto político en las acusaciones a Maduro y a los funcionarios venezolanos.

“El gobierno de Maduro conspiró con las FARC para enviar cargamentos de cocaína a los Estados Unidos”, sentenció el Procurador General de Justicia.

Los 4 encausamientos delincuentes del gobierno de Estados Unidos contra Maduro poseen los nombres de los otros 14 acusados de terrorismo, narcotráfico, corrupción y lavado de dinero.

10 mdd por cooperadores de Maduro

El Departamento de Estado del gobierno de Trump ofrece 10 millones de dólares americanos de recompensa por la información que conlleve a la atrapa de los otros venezolanos encausados: Diosdado Cabello Rondón, jefe de la Asamblea Constitucional; Hugo Carvajal Barrios, exdirector del sistema de inteligencia; Clíver Alcalá Cordones, general venezolano; Luciano Marín Arango, miembro de la dirigencia de las FARC.

Maikel José Moreno Pérez, presidente de la Corte Suprema; Tareck Zaidan El Aissami Maddah, vicepresidente de economía; Joselit Ramírez Camacho, superintendente del banco central; Vladimir Padrino López, ministro de Defensa; el empresario Samark López Bello y Seuxis Paucis Solarte, miembro del comando central de las FARC.

También, Luis Mota Domínguez, exministro de energía; Néstor Reverol Torres, ex- directivo de la Oficina Nacional Antidrogas; Edylberto José Molina Molina, exsubdirector de exactamente la misma dependencia; Vassyly Kotosky Villarroel Ramírez, excapitán de la Guardia Nacional venezolana; Rafael Antonio Villasana Fernández, exoficial de la Guardia Nacional, y Nervis Gerardo Villalobos Cárdenas, exviceministro de energía.

A Maduro y todos y cada uno de los acusados, el gobierno de Estados Unidos los apuntó como cabecillas y también miembros del conjunto delincuente multinacional de tráfico de drogas y armas: Cártel de los Soles.

También puedes leer: México protesta contra Almagro en reunión donde fue reelecto como secretario general de la OEA (Video)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies